♥ Cande ♥


Cande






Candelaria Abello Salazar nació el 12 de Febrero de 2002
y es el fruto del amor del actor Jorge Enrique Abello y Marcela Salazar.



....................................................................................................................................................................

Jorge Enrique y Candelaria Abello
 
A pesar de que el actor de Corazón abierto y su ex, Marcela Salazar, están separados hace cuatro años, él visita casi todos los días a su hija Candelaria, que tiene 8 años y se queda a dormir en la casa de su padre mínimo una vez por semana, pues juntos la pasan muy bien. 

Además de parecerse mucho físicamente, los dos son fanáticos del juego, que disfrutan tanto como sentarse tardes enteras a ver películas. Para esto, el apartamento de Jorge Enrique es ideal, pues tiene un proyector de 100 pulgadas en la sala y allí ven y repiten cintas que los privan a los dos como Lo que el viento se llevó, La novicia rebelde y El diario de Ana Frank. Y es que Candelaria es fanática del cine y del teatro, tanto, que desde los 3 años su papá la acompaña a obras completas, como cuando los dos hicieron un viaje a Nueva York y él aprovechó para llevarla en limusina hasta el teatro en el que estrenaban su favorita, ‘El fantasma de la ópera’, y la vieron juntos en primera fila. 

Como padre y amigo, Abello es partner de Cande cuando se trata de ver novelas, cortarse el pelo, hacerse las uñas o ir de fiesta con sus pequeños amigos. De hecho, el papel que más disfruta ha sido este protagónico y está dispuesto a cumplirlo de la forma más amorosa posible. 


....................................................................................................................................................................


Artículo | 5 Jun de 2010 | Por: Marleny Fandiño A.


Revista www.zonarosa.com.co



“Al ser papá estrenas el corazón de verdad. Te da el verdadero miedo, sientes la verdadera alegría, la verdadera tristeza. Sientes todo”.
Cuando Jorge Enrique Abello habla de Candelaria aflora una enorme sonrisa, el rostro se le ilumina y un suspiro largo y prolongado se queda en el ambiente. Pareciera que no hay palabras suficientes para describir su condición de padre y la enorme felicidad que le produce su pequeña hija de 8 años. No existe en el mundo nada que pueda cambiar esa sensación. Para él ser papá es el oficio más bonito que pueda existir en la vida y el que definitivamente le trae más satisfacciones.
Zona Rosa logró de manera exclusiva un encuentro con el actor quien dejó ver su lado más auténtico y carismático. Ser padre le ha permitido a Jorge Enrique mostrarse con una sensibilidad a flor de piel que enternece a cualquiera, y lo deja ver como un verdadero modelo de papá.
Candelaria fue una maravillosa sorpresa que llegó a la vida del actor de manera inesperada, pero arribó para transformar su vida, cambiar el orden de sus planes y comprometerlo en el rol que hasta ahora, ha sabido interpretar mejor; el de papá. “Desde que empecé con mi carrera mi prioridad había sido ser actor, director y todo eso. Pero ahora lo primero es ser papá. Al principio es una sorpresa que te da mucha felicidad, pero es en el proceso de verlos crecer a tu lado que descubres la belleza que hay, la hermosura que es revelarse como papá, que es todo en la vida”, añadió.
¿En la novedad también hay miedos?
“Al ser papá estrenas el corazón de verdad. Te da el verdadero miedo, sientes la verdadera alegría, la verdadera tristeza. Sientes todo. Esa fragilidad te conmueve profundamente, porque tienes que velar y proteger muchísimo ese ser que es parte de ti”, expresó el actor.
¿Cambiaron las prioridades de Jorge Enrique?
Sí, pero poco a poco. No fue que Candelaria nació y ya cambió mi vida. Uno solo puede ser un buen compañero de viaje y la única manera de educar es con ejemplo, no con palabras sino con lo que yo soy. A medida que hemos ido creciendo me ha tocado modificarme en quien soy, para que ella también sea.
¿Por qué Candelaria?
Con Marce buscamos muchos nombres. Nosotros nos casamos el 7 de diciembre que es el día de la celebración de la candelaria. Y Candelaria significa luz, candil. Entonces dijimos que en honor a eso, Candelaria.
¿Cómo es un día con ella en ese rol de papá?
Entre semana tenemos esa cotidianidad de hacer tareas. Estudia en colegio bilingüe y las lecturas no pueden faltar. Va a jugar Squash, si puedo acompañarla lo hago y por la noche vemos tele. Le encantan las novelas. No se pierde ‘Amor en custodia’ por nada y ahora ‘A Corazón Abierto’ las está tratando de ver. Los fines de semana que empiezan desde el viernes y estamos juntos tratamos de hacer muchos planes como ver películas, ir de compras, salir a comer, estar con la prima. Los domingos nos quedamos junticos encamados en plan familiar. Nos gusta salir de puente, ir a la piscina y viajar.
Para Marcela Salazar, madre y protagonista directa en la crianza de Candelaria, sobran los argumentos y los elogios a la hora de referirse a Jorge Enrique en su faceta como padre. “Es muy buen papá, muy especial, dedicado, comprometido. Es como una mamá. Es exactamente igual a mí. En eso somos iguales”, expresó.
¿En qué se parece Candelaria a Jorge Enrique?
MS. En todo. Físicamente es exacta y en la forma de ser es también muy sensible. Tiene muchos intereses e inquietudes hacia el arte y también es incumplida como él. Es decir, se toma su tiempo y a veces se levanta de mal genio por las mañanas, sin razón como Jorge Enrique. Es de carácter, pero al mismo tiempo es muy dulce y tiene buenos sentimientos.
¿Cuando salen a pasear a dónde la lleva?
MS. Estuvieron en Nueva York a mitad del año pasado y la llevó a ver `El Fantasma de la Ópera’, que es la película favorita de Candelaria. Ella tenía el sueño de ir a Broadway, a ver la obra y él la llevó en limosina, se quedaron en un hotel súper bonito y fueron a comer a un restaurante elegantísimo. Estuvieron también en Miami y en Punta Cana. Cuando están en la casa el plan perfecto es ver películas y Jorge Enrique es quien la lleva a la peluquería siempre.
¿Hay planes compartidos con papá y mamá?
MS. Sí, somos muy amigos. Tenemos una relación muy tranquila y a veces hacemos planes de salir a comer juntos, vamos a cine, yo voy a la casa de él, o él viene a mi casa.
¿Cómo se manejan esos espacios?
MS. Los dos sabemos lo importante que es para ella estar con los dos y compartir con los dos. Entonces no hay problema. Ella sabe que tiene una familia y que estar en las dos casas es igual de importante. Si Jorge Enrique no graba y quiere estar con ella yo le digo claro llévatela. A mi me parece muy importante que ellos tengan esa relación.
¿Quién va a la entrega de notas, quién regaña?
MS. Los dos. Si a veces no le va bien no es porque sea vaga sino porque algunas cosas le cuestan trabajo. Y cuando eso pasa procuramos ayudarle y le reforzamos con profesor adicional, si necesita. La regañamos cuando se porta irrespetuosa con alguien, con nosotros o se irrita sin necesidad. Cuando ese tipo de cosas pasan la reprendemos y en eso los dos estamos muy de acuerdo. Si él tiene alguna discusión con Cande me llama y me dice y nos apoyamos. Porque nos interesa es que esté equilibrada.
¿Cómo maneja Candelaria el tema de papá famoso?
MS. Ella es súper orgullosa de su papá. Le encantan las novelas. Es la fan número uno de la novela y disfruta mucho de ese ambiente. No le molesta que se le acerquen ni nada de eso. Ella ve un actor en la calle y se muere de felicidad.
Candelaria llegó en medio del boom de ‘Betty la Fea’. El momento más importante en la carrera de Jorge Enrique Abello, en el que disfrutaba de un éxito enloquecedor y el proyecto se había convertido en un fenómeno de masas a nivel mundial. “Nadie sabe lo que significa para los que trabajamos en Betty haber hecho el producto más importante de la televisión mundial. Yo creo que a todos nos afectó de muchas maneras. Nos cambió mucho la vida. Fue algo muy interesante, pero tengo una marca de vida”, añadió Jorge Enrique.
Este año Jorge Enrique Abello cumple 21 años de carrera artística. Después de haber recorrido un largo trecho en el mundo de la actuación, ha ido entendiendo, poco a poco, que en el camino, así como en la vida, se va solo. “Por más de que uno tenga la familia, los compañeros, los amigos, por más de que uno esté rodeado de muchas cosas, uno va solito y va a dar su aporte. Fíjate que las experiencias están constituidas de los errores que hemos cometido en la vida. Como lo dijo Mark Twain, ya hemos cometido bastantes y tenemos la experiencia para saber qué caminos no caminamos o que caminos tienen riesgos o qué tan expuestos podemos estar”.
Solo o acompañado la carrera de Jorge Enrique Abello ha estado marcada por el éxito, el reconocimiento y la admiración del público. De esos pasos tímidos cuando comenzó en las lindes de la actuación ya no queda nada. Se ha fogueado con personajes de todos los colores y sabores. Eso le ha dado el carácter y la madurez para enfrentarse al papel más importante de su vida.
¿Cuando Candelaria dice que quiere ser actriz, qué opina?
Je. Ser actor o actriz es un camino largo y muy difícil. Complicado y doloroso, lleno de incertidumbre y eso lo hace un tanto complejo. Pero si es lo que quiere, de corazón por supuesto que la apoyaría al máximo. Pero no es un camino fácil. Eso lo sé perfectamente.
¿Cómo se ve en un futuro como papá?
JE. Quiero ser el mejor compañero de viaje de Candelaria, que seamos compañeros de viaje siempre.
¿Cómo sería el mundo que quisiera para ella?
JE. Éste. No existen mundos ideales y como no existen, existe la posibilidad de que sueñes para cambiar tu realidad. Y lo que más necesitamos es gente que sueñe para cambiar la realidad de un mundo como éste.
¿Cómo se maneja el concepto de familia cuando papá y mamá no viven juntos?
JE. La familia sigue existiendo y mientras uno lo piense así y lo accione así, pues seguirá. Entonces hay que inventarse y renovar el concepto de familia. Nosotros somos una familia.
Ha sido siempre muy hermético con su vida personal y familiar, ¿por qué tan celoso, por qué guardarse tanto?
JE. Yo prefiero que la gente tenga una imagen de mí, la que se quiera formar mala o buena. Por lo general mi imagen, no es muy buena. Me ven distante, antipático, serio, creído, lo que sea. Tú que me conoces, sabes que soy un mamador de gallo. Prefiero que sea así porque eso le da cierta neutralidad a mi imagen y pueden ver más el personaje. No me creo demasiado interesante como para exponer mi vida al ridículo. Pero sí son interesantes los personajes que hago.
Personajes como el de Mauricio Hernández en ‘A corazón Abierto’. Un cirujano plástico reconstructivo, muy exitoso, que camina la delgada línea entre el bien y el mal, donde aparentemente el amor no cabe en su vida. Y como en la vida del personaje, en la de Jorge Enrique el amor vendrá cuando tenga que llegar. Por ahora sólo tiene tiempo para trabajar y para Candelaria. De su futuro poco habla. Hay un par de proyectos que quisiera realizar y poder negociar el papel de Ambrosio Almeira, el último amante de ‘La Pola’, en la serie que está dirigiendo Sergio Cabrera. “El mejor futuro es el presente. Haz lo que tengas que hacer y hazlo bien”, Puntualizó.






♥ Cande ♥ Halloween - 2012








































♥♥♥♥



La Mamma :)

♥♥♥♥



12 de Febrero de 2013:


♪♫ Que los Cumplas, Feliz.... Que los Cumplas, Feliz.... 

Que los Cumplas, Cande.... Que los Cumplas,.... ♫♪

♥ Feliz ♥ :)



♥♥♥♥




♥♥♥♥



♥♥♥♥




Foto posteada en el "Día de la Madre", por Marcela
- 12/05/2013 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada